Uncategorized

CLAVES PARA OPTIMIZAR EL PODER DE LAS CRISIS

Posted on

– La primera premisa para cambiar consiste en ser consciente de que estás dando vueltas a una situación sin salida, y que hay algo en ti que no está funcionando.

– Cuando llega una crisis, llega una oportunidad.

– Solo cuando conoces la oscuridad propia puedes comprender la ajena.

image

– Los grandes cambios se logran a través de las crisis, una vez que estas se reconocen y se comprenden.

– El dolor puede ser la semilla del crecimiento personal.

Anuncios

IMPERIALISMO by Alex Callinicos

Posted on

El imperialismo puede ser definido de un modo bien amplio como la dominación, a través de la historia, de pequeños países por Estados más fuertes, o de manera más restringida, como la política llevada acabo por las grandes potencias desde el último tercio del siglo XIX, para subordinar a la mayor parte del resto del mundo a su dominio. La definición marxista clásica del imperialismo, dada por Lenin, es más específica que la primera definición, y más general que la definición más restringida. El imperialismo no es ni una característica universal de la sociedad humana, ni una política específica, sino que es una “etapa particular en el desarrollo del capitalismo”, de hecho, como afirma el título el libro de Lenin, “la etapa superior del capitalismo”. Lenin intentó caracterizar esta etapa de desarrollo capitalista ofreciendo una famosa definición del imperialismo:

1) la concentración de la producción y del capital elevada a un grado tan alto de desarrollo que hizo crear los monopolios, los cuales cumplen un papel decisivo en la vida económica; 2) la fusión del capital bancario con el capital industrial y la creación, basada en ese “capital financiero” de una oligarquía financiera; 3) la exportación de capitales, que difiere de la exportación de mercaderías, adquiere una importancia particularmente grande; 4) la formación de asociaciones internacionales de capitalistas monopolistas, que se reparten el mundo entre sí, y 5) la concreción de una división territorial del mundo entre las potencias capitalistas más importantes”.

Mundo

La definición de Lenin es tratada con frecuencia como un dogma incuestionable por la mayoría de la izquierda, pero sus limitaciones merecen ser señaladas. Ella es, claramente, una lista de lo que Lenin denomina “características básicas” del imperialismo. Pero no es posible a partir de esta lista, establecer la importancia relativa de esas características. Esta es una debilidad seria, una vez que ha quedado claro que algunas de ellas son mucho menos básicas que otras. Por ejemplo, el capital financiero –la integración del capital bancario con el capital industrial– se desarrolló mucho más en algunas potencias imperialistas que en otras; mucho más en Alemania que en Gran Bretaña. Pero además, no sólo la relación entre las inversiones en el extranjero y la expansión colonial fue mucho más desigual de lo que sugería Lenin, también algunas potencias imperialistas, notablemente Estados Unidos y Japón, fueron importadores líquidos de capital hasta 1914.

La concepción básica de Lenin sobre el Imperialismo, sin embargo, emerge ilesa de estas críticas. El fue cuidadoso en poner énfasis en el “valor condicional y relativo de todas las definiciones en general”. Pero además, su estudio del imperialismo no pretendía ser un estudio científico definitivo, en vez de esto, como declara su subtítulo, era “un esbozo popular” basado, en gran parte, en obras influyentes como El Imperialismo del liberal-radical J. A. Hobson y El Capital Financiero del austro-marxista Rudolf Hilferding. Con base en estas investigaciones, Lenin no tenía duda en cuanto a la característica decisiva del imperialismo: “en su esencia económica el imperialismo es capitalismo monopolista”. Esto le permitió ubicar históricamente al imperialismo, determinar “su lugar en la historia, ya que el monopolio que crece sobre la base de la libre competencia, determina la transición del sistema capitalista a un orden socioeconómico más elevado”. Por lo tanto, los antagonismos y guerras entre las grandes potencias no eran una simple aberración, como Kautsky dio a entender, surgían de la dinámica del desarrollo capitalista, sobre todo de la tendencia a la concentración y centralización del capital analizada por Marx. Estos antagonismos y guerras podrían eliminarse, pero solamente gracias a la revolución socialista.

Así, en el análisis más sistemático y rigurosos de Bujarin, el imperialismo nace de las: 

“…tendencias del desarrollo capitalista-financiero. El problema organizativo, que envuelve más y más ramas de la “economía nacional” a través de la creación de conglomerados y a través del papelorganizativo que cumplen los bancos, ha llevado a la conversión de cada “sistema nacional” capitalista desarrollado en un “trust capitalista estatal”. Por otra parte, el proceso de desarrollo de las fuerzas productivas lleva a estos sistemas “nacionales” a conflictos más agudos en su lucha competitiva por el mercado mundial”.

En este abordaje el imperialismo adopta dos características fundamentales. La primera es una consecuencia de la tendencia a la concentración y centralización del capital. La acumulación competitiva de capital lleva tanto al crecimiento en el tamaño de las unidades individuales de capital como a la incorporación de capitales menores por los mayores, especialmente durante las crisis. El poder económico se hace cada vez más concentrado. Sectores de la economía quedan monopolizados, dominados por una pequeña cantidad de grandes firmas o incluso por una única corporación. Además el capital industrial tiende a fundirse con los grandes bancos para formar el capital financiero. La etapa final de ese proceso de “organización” es la creciente integración del capital privado con el Estado- nación, en otras palabras, el surgimiento del capitalismo de Estado.

En segundo lugar, a pesar de todo, esa organización nacional del capitalismo ocurre en un contexto de creciente internacionalización de las fuerzas productivas. La economía mundial, que Bujarin define como “un sistema de relaciones de producción y, correspondientemente, de relaciones de cambio a nivel mundial”, constituye el campo en el cual compiten los “trust capitalistas de Estado”. La competencia entre capitales deja de ser una simple disputa por mercados entre empresas privadas: asume cada vez más la forma de rivalidades militares y territoriales entre capitales estatales a escala mundial. “La lucha entre trusts capitalistas de Estado es decidida, en primer lugar por la relación entre sus fuerzas militares, pues el poder militar es el último recurso de los “grupos nacionales” de capitalistas en lucha”. Guerras interimperialistas, como las de 1914-18 y 1939-45, son un aspecto necesario de una economía mundial dividida entre distintos capitales.

La versión de Bujarin de la teoría del imperialismo no deja de tener sus debilidades. La más importante es que subestima el grado en el cual las dos tendencias que él identifica con el imperialismo –en dirección al capitalismo de Estado y a la internacionalización del capital– pueden contradecirse mutuamente. En forma consecuente él trata las economías nacionales como bloques capitalistas de Estado plenamente “organizados”, en los cuales cualquier tendencia a la crisis económica (aunque no a la guerra) habría sido eliminada. Pero una vez que estos errores son tomados en cuenta podemos considerar que la teoría de Bujarin identifica las características esenciales del imperialismo, tomado como etapa específica en la historia del capitalismo. Podemos resumir entonces la teoría del imperialismo de la siguiente manera:

I. El imperialismo es la etapa de desarrollo en el capitalismo donde: 1) la concentración y centralización del capital tiende a llevar a la integración del capital monopolista privado con el Estado; y 2) la internacionalización de las fuerzas productivas tiende a forzar a los capitales a competir entre sí por mercados, inversiones y materias primas a escala mundial.

II. Las principales consecuencias de estas dos tendencias son: 1) la competencia entre capitales toma la forma de rivalidades militares entre Estados-nación, 2) las relaciones entre los Estados-nación son desiguales: el desarrollo desigual y combinado del capitalismo permite a un pequeño número de Estados capitalistas avanzados (los países imperialistas) en virtud de sus recursos productivos y de su fuerza militar, dominar el resto del mundo; 3) el desarrollo desigual y combinado del imperialismo intensifica todavía más la competencia militar y da lugar a las guerras, incluyendo tanto las guerras entre las propias potencias imperialistas, como aquellas que surgen de las naciones oprimidas en lucha contra la dominación imperialista.

Esta definición del imperialismo es más abstracta que la de Lenin, aunque ella capta el núcleo de su concepción. Una ventaja de esta definición es que puede ser usada para demostrar cómo la dinámica del imperialismo da lugar a distintas fases en su desarrollo. Gran parte de este artículo estará dedicado al análisis de estas fases. Argumentaremos que hubieron tres fases principales en la historia del imperialismo: el Imperialismo clásico, 1875-1945 –analizado por Lenin, Bujarin, Luxemburg, Hilferding, Kautsky y Hobson, que es el imperialismo que dio lugar a la “Guerra de los Treinta Años” de Arno Mayer; el Imperialismo de las superpotencias, 1945 1990 –período en el cual el mundo fue repartido entre dos grandes bloques militares rivales–; y el Imperialismo posterior a la Guerra Fría –el “Nuevo Orden Mundial” de Bush (padre), en realidad una versión más inestable del antiguo orden mundial.

Cualquier periodización de este tipo conlleva un grado de arbitrariedad. Como quedará claro en la detallada discusión que sigue, las características de cada fase están típicamente presentes en una forma menos desarrollada en las anteriores fases. Pero, este modo de dividir la historia del imperialismo, desde mi óptica, ayuda a aclarar su dinámica interna y las transformaciones por las cuales atravesó. Por razones obvias, el imperialismo contemporáneo recibirá una atención detallada.

Alex Callinicos es profesor de Política en la Universidad de York y miembro del Socialist Workers Party de Gran Bretaña

Cerveza o Café para crear…..

Posted on

La conclusión a la infografía: Cerveza para pensar, café para ejecutar.

cafe_cerveza

Cómo la vida misma (en españa)

Posted on

-Quillo, ¿estás currando?
-Que va, tío. Estos políticos sinvergüenzas tienen la culpa de todo. Nos tienen en la miseria.
-¿Y cómo lo llevas entonces?
-Muy mal, estoy cobrando la ayuda familiar.
-¿La ayuda familiar? ¡Vaya miseria! Así no se puede vivir.
-Claro que no, tío. Y gracias a que hago algunos trabajillos chapuzas y tengo algo más de ingresos.
-Hostias… Pues yo necesito reformar mi cuarto de baño. ¿Tú podrías?
-Sin problemas. Además, te cobraré muy barato. Sin factura y sin IVA. Sólo tienes que pagarme al contado.
-Qué bien. Entonces iré mañana a pedir el permiso de obra.
-No, no… Ni se te ocurra. Yo trabajo en negro. Además, ¿quién se va a enterar? Yo la reforma te la hago en un par de días. Cuando te vengan los guardias a multar –si vienen- yo ya habré terminado.
-Ah, pues muy buen. Podrías empezar esta semana?
-Ufff… Imposible. Me voy de viaje con los niños a Disneyland París. Se lo tenía prometido. Pero la próxima semana te lo hago sin falta.
-Vale, vale. ¿Te viene bien por las tardes?
-Por la tarde fatal. Los niños salen del colegio a las cinco, y tengo que recogerlos para llevarlos al fútbol.
-¿Que salen del colegio a las cinco…?
-Sí. Como tengo pocos ingresos la Junta me subvenciona el comedor y las actividades extraescolares.
-Joder. Qué bien. Oye, por cierto, ¿esta furgoneta es nueva?
-Si, tío. Tiene sólo una semana. La uso para las chapuzas que me salen.
-Ahhh… ¿Y cómo la has financiado?
-La pagué al contado. Yo no puedo financiarla con mis ingresos. La puse a nombre de mi padre, -que tiene una minusvalía-, y me hicieron un gran descuento. Y como es minusválido no pago ni el impuesto de circulación.
-Vaya. Que chollo. Por cierto. Y qué haces por aquí en el centro, ¿tu no vives en un barrio de la pariferia de la ciudad?
-Sí, pero traigo a la peque en esta guardería. Nos gustaba mucho más. Tienen más actividades y está en una mejor zona.
-¿Y cómo has conseguido que entre la niña en esta guardería de élite?
-Porque mis suegros viven en esta calle y mi mujer está empadronada con ellos. Gracias a eso nos dieron muchos puntos.
-¿Tu mujer está empadronada con los padres? Pero vosotros estáis viviendo juntos, ¿no?
-Sí, tío. Pero como no estamos casados nos venía bien para que mi mujer cobrara una ayuda de madre soltera y de paso para los puntos de la guardería.
-Vaya. Pues menos mal que tu mujer tiene esa ayuda. Si no, no sé cómo podríais llegar a fin de mes.
-Claro, tío. Pero ahoa, para colmo de males, se le acaba el PER.
-¿Ella está cobrando el PER? ¿Ha trabajado en el campo?
-¡Qué va! Ella no tiene ni idea de trabajar en el campo. Pero tenemos un amigo que tiene unos terrenos agrarios y nos hizo un favor; como sabe que estamos en paro y tenemos tres niños, le hizo a mi mujer un contrato de seis meses. Sólo tuvimos que pagarle la Seguridad Social y un regalito que le hicimos. De esa forma, a mi mujer le correspondía un año de PER.
-¡Vaya suerte! Bueno, venga, te invito a una cerveza.
-Qué va. Me voy corriendo. Voy al cine con la familia.
-¿Al cine? Pero hoy no es ‘el día del espectador’. Te va a costar un pastón.
-Naaaa… Con el carnet de familia numerosa y el de minusvalía de mi padre (tapándole con el dedo la foto) me sale tirado el precio de las entradas. Nosotros vamos al cine casi todas las semanas.
-¡Qué bueno! Oye, por cierto. Me acabo de acordar que mi cuñado ha montado una empresa de construcción. Si quieres puedo hablar con él y que te consiga un contrato de seis meses. No es mucho, pero al menos metes la cabeza en la empresa. Y quién sabe… A lo mejor te acaba contratando indefinido. Tú eres un currante muy bueno.
-Ufff… Qué va, tío. Por seis meses no me merece la pena. Además, perdería el derecho a las ayudas. Te lo agradezco pero no me arriesgo.
-Bueno, como quieras. Sin problemas. Era mirando por ti. Oh. !!!Mira, mira lo que está saliendo en la tele. Otro caso de corrupción política!!!
-¡¡¡Qué asco, tío!!! Si es que estos políticos son unos corruptos y unos sinvergüenzas. Abusan de nosotros y tienen al país en la ruina. Se provechan de cualquier resquicio para sacarnos el dinero y estafarnos. ¡¡¡Deberían de estar todos en la cárcel!!!